De vivos para muertos

Por: Paola Soni Del Ángel

Colaboradora  del Laboratorio de Periodismo

El festival de las Ánimas o “Xantolo”,  es una reconocida  tradición que nos identifica como  mexicanos. Cada estado se encarga de personalizarla y enriquecerla de una manera diferente.

La Huasteca Potosina no es la excepción, cada año viste sus calles con colores de flores de cempasúchil, comida para recibir a todos los turistas que celebran la vida y recuerdan a sus difuntos y por supuesto los extraordinarios sones con vestuarios mágicos y máscaras de madera que llegan a pesar hasta 3 kilos.